Domingo 27 de Noviembre de 2022

En el Día Mundial contra la Neumonía el objetivo es sensibilizar al público acerca del problema de salud pública que constituye la neumonía, y ayudar a prevenir la pérdida evitable de millones de vidas que se registra cada año por causa de esa enfermedad.

La neumonía es un tipo de infección respiratoria aguda que afecta a los pulmones. Estos están formados por pequeños sacos, llamados alvéolos, que en las personas sanas se llenan de aire al respirar. Los alvéolos de los enfermos de neumonía están llenos de pus y líquido, lo que hace dolorosa la respiración y limita la absorción de oxígeno. A nivel mundial es la primera causa de muerte en menores de 5 años con un promedio anual de 1,4 millones de defunciones, según datos de la OMS/OPS. Su prevalencia es mayor en países subdesarrollados fundamentalmente en África subsahariana y medio oriente asiático. En la Argentina es la tercera causa de muerte en menores de 5 años.

Si bien está principalmente destinado a la prevención de la neumonía infantil, los mismos objetivos se aplican a los adultos en especial a los mayores de 65 años.

Los adultos mayores son más susceptibles de enfermarse por la edad o por la presencia de otras enfermedades crónicas del corazón, pulmonares (asma, EPOC) diabetes. También existe mayor riesgo en pacientes con inmunosupresión por cáncer y trasplantados e infectados con el virus de VIH. Fumar es un factor de riesgo de esta neumonía a cualquier edad.

La neumonía puede ser causada por bacterias hongos o virus. La transmisión en la mayoría de los casos es por vía aérea, aunque más raramente pudiere producirse por vía hematógena. La mayoría de los niños logran controlar la infección con su propia inmunidad sin desarrollar enfermedad. En algunas ocasiones estos mecanismos fracasan, estando más predispuestos los inmunosuprimidos, los prematuros, los desnutridos, y los que estuvieren cursando infecciones como gripe o sarampión. También tienen mayor predisposición los lactantes que no reciben leche materna, los expuestos a humo de cigarrillo, y los que viven en lugares hacinados o en ambientes contaminados con combustión por biomasa.

Es importante estar atentos a síntomas como fiebre alta, tos y taquipnea, y en el caso de lactantes al rechazo del alimento, alteración del estado de conciencia, hipotermia, apneas o convulsiones; para llegar a un diagnóstico precoz y a la implementación del tratamiento adecuado.

Hay que remarcar que pueden ser prevenidas con inmunizaciones como la vacuna contra el Neumococo, Haemophilus, gripe, tos convulsa, COVID etc.; por lo que es primordial tener a la población con su calendario de vacunación al día. También es importante promover la lactancia materna y el ambiente libre de humo de tabaco.

Una nutrición adecuada es clave para mejorar las defensas naturales del niño, comenzando con la alimentación exclusiva con leche materna durante los seis primeros meses de vida; además de prevenir eficazmente la neumonía, reduce la duración de la enfermedad.

DÍA MUNDIAL CONTRA LA NEUMONIA

guarani1.jpg 640 640

 Aula Virtual FCS 2019 Boton

 

Digesto ElectronicoFCS

CVar

Acreditacion

certificados online

unimas

Info util

 

Canal FCS

 

Audioteca FCS


 

Quien esta online

Tenemos 208 visitantes y ningun miembro en Línea

Go to top